top of page
  • Whatsapp
  • Instagram
  • TripAdvisor

Chile, país vitivinícola

Actualizado: 9 ago 2023



Mucho se ha dicho acerca de Chile, uno de los países más largos y angostos del mundo, con múltiples climas y paisajes que favorecen diferentes industrias en el territorio, no siendo la del vino una excepción. Son más de 1300 kilómetros de largo en los que se produce vinos en nuestro país; sin embargo, más allá de su longitud, lo que hace destacar la producción chilena de vinos es su ubicación entre cordilleras, es por esta misma razón que existe una menor diferencia entre los vinos del norte y del sur del país, que la que podemos percibir entre aquellos vinos producidos más hacia la Cordillera de Los Andes y aquellos que se elaboran más cercanos a la Cordillera de la Costa. Esta diferencia da lugar a las tres áreas vinícolas por las que se divide de este a oeste el país: zona Andes, Costa y Entre cordilleras.


Por otro lado, más allá de la extensión de las regiones vinícolas; una característica por la que destaca la industria vitivinícola chilena son las favorables condiciones climáticas que permiten su óptimo desarrollo. Climas mediterráneos con noches frías, una clara diferenciación entre invierno y verano, y suelos cuyas propiedades van variando según la altura, proveen a cada área propiedades que influirán en el resultado final de la elaboración del vino.

La lista de regiones vinícolas de Chile es, como ya decíamos, bastante extensa, pero si enumeramos las principales, destacarán indudablemente las zonas de Valle del Elqui, Valle de Aconcagua, Valle de Casablanca, el Valle del Maule y, por supuesto, el Valle de Alto Maipo.


En este último es donde se sitúa la viña Alyan, y se trata de un valle dotado de suelos de tipo aluviales/coluviales de los que brotan, principalmente, cepas de vino tinto de alto estándar que son las que predominan en la zona.


Además de su altísima calidad de sus vinos, el prestigio vinícola de Chile reside a su vez en su gran desempeño en lo que respecta al turismo enológico. Una de las paradas casi obligatorias en cualquier paso por Chile es la visita a algún viñedo, pues nos abre la oportunidad de conocer más de cerca las viñas y, en algunos casos, disfrutar de una degustación de vinos. La cercanía de Santiago a los principales valles vinícolas del país como el valle de Casablanca, Colchagua o el ya mencionado valle del Maipo, en el que se sitúa la viña Alyan.


Acercarse a Chile por medio de sus vinos nos permite conocer a la variedad, calidad y excelencia de la producción nacional, y qué mejor que hacerlo siendo parte de una experiencia inolvidable que nos entrega la visita a los viñedos.


Te esperamos en Alyan Family Wines para que puedas disfrutar de una tarde que de seguro quedará por siempre grabada en tu memoria.



Comments


bottom of page